Sistema de arrastre

Cada opositor tiene su método de estudio. No hay una manera única de preparar una oposición. En realidad hay tantas como personas, pues solo uno mismo se conoce bien como para saber qué técnicas de estudiar o memorizar y qué hábitos de estudio le funcionan y cuáles no. Sin embargo, sí que hay métodos generalmente instaurados entre los opositores por su probado funcionamiento y que se utilizan con mucha frecuencia. Hablamos, en concreto, de los denominados sistemas de vueltas y sistema de arrastre. ¿Quieres saber cómo funcionan para aplicarlas a tu estudio? Te lo contamos…

Método de «vueltas» para repasar oposiciones

Este sistema es el sistema de estudio más tradicional que seguro que muchos de vosotros utilizasteis en el colegio o en la universidad. Consiste en ir estudiando un número de temas determinado a la semana hasta ver el temario completo de la oposición, sin efectuar repasos de los temas vistos. Una vez completada una primera vuelta, se continúa con la siguiente aumentando el número de temas a la semana.

Así, por ejemplo, si el temario de la oposición tiene 100 temas y estudiamos 5 temas a la semana en la primera vuelta, tardaríamos 20 semanas en ver el temario completo. En la segunda vuelta aumentaríamos a 10 temas a la semana y reduciríamos la vuelta a 10 semanas. Y así sucesivamente hasta conseguir ver el temario completo en el menor número de semanas posible.

Ventajas de usar el sistema de «vueltas» en una oposición

  • Se avanza muy rápido en el estudio y se consigue tener una visión completa del temario en «poco tiempo».
  • Es un sistema más «ameno» y dinámico pues se varían los temas semanalmente.

Inconvenientes de repasar por «vueltas» al estudiar una oposición

  • Al no repasar los temas periódicamente puede ocurrir, si no tienes una gran memoria a largo plazo que los temas no queden bien afianzados y que la segunda vuelta se convierta en un tormento al «no recordar» los temas ya vistos.

Variantes del método de repaso de oposiciones por «vueltas»

  • Si el temario se divide en bloques se puede seguir un sistema de vueltas por bloques y al finalizar cada bloque repasar lo ya visto. Por ejemplo, en el caso de Jueces y Fiscales, estudiar todos los temas de Derecho Penal Parte General y dedicar unas semanas después a repasarlos antes de empezar el siguiente bloque.
  • Se puede también determinar un número de temas nuevos concretos para unas semanas determinadas, 4 semanas por ejemplo (4 temas nuevos a la semana) y dedicar la semana 5 a repasar los temas vistos las semanas anteriores.

Sistema de «arrastre» para estudiar oposiciones

Este sistema conoce también muchas variantes, pero en esencia consiste en ir combinando en el estudio temas nuevos y temas de repaso. Pongamos que la primera semana se estudian 5 temas nuevos, la segunda 5 temas nuevos y 5 de repaso, la tercera 5 temas nuevos y 10 de repaso, etc., y así sucesivamente hasta completar un bloque, materia o número de temas determinado. Una vez completado el bloque se pasa a otro bloque distinto siguiendo el mismo sistema, y se repasan los bloques periódicamente.

Beneficios de estudiar por «arrastre» una oposición

  • Este sistema hace que los temas estén siempre muy afianzados ya que al repasarlos con frecuencia se fijan mejor los conceptos.
  • El repaso aporta seguridad al opositor.

Inconvenientes del sistema de «arrastre» para oposiciones

  • El avance es muy lento y puede hacer que el estudio se haga monótono y aburrido al estar siempre volviendo sobre los conceptos ya vistos.
  • Si el temario es muy amplio se tarda bastante en tener una visión completa del mismo.

¿Cómo elegir el sistema de estudio que mejor funciona?

Estos dos sistemas para repasar el programa de las oposiciones son los más comunes entre los opositores y estudiantes pero existen muchos otros, pues cada estudiante es un mundo y puede que en función de las características personales de cada uno sea conveniente efectuar cambios o modificaciones en estos sistemas «puros».

Al final lo importante es seguir un sistema de estudio que aporte seguridad y confianza y que nos permita llegar a la fecha del examen con las mayores posibilidades de éxito. Por este motivo os recomendamos, antes de nada, que tengáis claro qué estilo de aprendizaje es el vuestro. Sabiendo esto podréis desarrollar un plan de estudios focalizado en sacar el mayor rendimiento de las horas de estudio y elegir las herramientas más adecuadas para lograr vuestro objetivo.

¿Quieres que te enviemos a tu mail, nuestro vídeo, donde explicamos cómo estudiar? Déjanos tu mail, y te lo pasamos sin ningún tipo de compromiso.

Trucos para exámenes tipo test en oposiciones

Isabel María Jiménez
Últimas entradas de Isabel María Jiménez (ver todo)

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *