vocacion

La vocación es algo muy importante para llegar a ser Policía. Se trata de una profesión donde se exige estar siempre al servicio de los demás, un gran compromiso con la sociedad y desempeñar el trabajo con una gran dedicación.

Para ser un buen candidato a policía se requiere tener una serie de rasgos psicológicos determinados, una buena formación y una serie de valores y actitudes. Se debe poseer un gran autocontrol para hacer frente a situaciones difíciles, ser tolerante, tener empatía y mostrar interés por los demás. Hay profesiones en las que puede trabajar cualquier persona que se prepare ese examen, pero sólo aquellos que sienten autentica vocación de ser Policía Nacional, serán el referente dentro del cuerpo.

Es primordial a la hora de decidirse a prepararse para esta profesión tener claro que vas a adquirir un compromiso firme con la sociedad, y a soportar situaciones que requieren un alto grado de tolerancia al estrés. Si lo que quieres es dedicar tu vida a ayudar a los demás, defender los valores de la sociedad y luchar por el respeto y la convivencia pacífica de los ciudadanos, esta es tu profesión.

Desde TrainTop creemos que las razones para ser policía se basan en la satisfacción personal. Trabajar en una profesión vocacional es algo que no se paga con dinero. Y si hay algo en lo que están de acuerdo la mayoría de los policías, es que esta lo es.

Vamos a ver los principales argumentos para ser policía, 10 razones para ser policía en las que seguro que te ves reflejado.

1. Trabajarás en lo que te gusta

No hay nada como levantarse por la mañana e ir contento a trabajar. Es cierto que en todas las profesiones se nota la rutina, pero cuando tienes vocación y disfrutas lo que haces las cosas se ven de otra manera. Durante tus jornadas como policía (sea nacional, guardia civil, local o autonómico), te encontrarás con situaciones que te obligarán a pensar y a encontrar soluciones para todo tipo de problemas.

Esta necesidad de desarrollar el pensamiento creativo es una de las mayores satisfacciones que te aportará tu trabajo. Y si lo haces bien, seguro que conseguirás destacar y promocionar. Tenlo en cuenta: los profesionales que más se implican suelen ser los que mejores perspectivas laborales tienen…

2. Sentirás la satisfacción del deber cumplido

Desbaratar un entramado ilegal después de meses de investigación y de seguimiento; liberar a un grupo de personas que explotadas y esclavizadas por una organización criminal; terminar con una situación de violencia de género; encontrar a los artífices de un robo «perfecto», cuando todo el mundo pensaba que se habían librado… Se nos ocurren estas situaciones, pero hay muchísimas más.

Todas ellas tienen en común la satisfacción por solucionar situaciones de injusticia e ilegalidad. Gracias a tu trabajo como policía, muchas personas recuperarán su bienestar y su tranquilidad.

3. Obtendrás el agradecimiento de la sociedad

Realizarás un servicio imprescindible a la sociedad. En este sentido, la policía se encuentra al mismo nivel que otras instituciones básicas, como por ejemplo  los sanitarios o los bomberos. Sin ellos, nuestra sociedad sería un caos imposible de gestionar.

No hay que remontarse mucho en el tiempo. Durante los peores momentos de la crisis causada por el Covid-19 los distintos cuerpos de policía han echado el resto para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos españoles.

Al igual que todos los días la gente salía a los balcones a aplaudir a los sanitarios, también fueron muchas las muestras de agradecimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y a todos nos gusta que reconozcan nuestros esfuerzos. Por eso este es un buen motivo para ser policía.

4. Un trabajo para toda la vida

Como integrante del Cuerpo Nacional de Policía, pasarás a formar parte del cuerpo de funcionarios del estado. Y todos sabemos las ventajas que eso tiene. Tendrás un trabajo fijo y estable hasta que te jubiles. Y eso no es todo: cuando cumplas 55 años, pasarás al estado de «segunda actividad» con todos los beneficios que ello conlleva.

5. Tendrás un salario más que aceptable

 Un Policía Nacional de escala básica cobrará 1.770 euros al mes y 21.244 euros al año y a partir de ahí la cifra se va elevando:

  1.  Oficial de Policía: 23.110 euros al año y 1.925 euros al mes.
  2.  Subinspector: 25.788 euros al año y 2.149 al mes.
  3.  Inspector: 30.848 euros al año y 2.570 al mes.
  4.  Inspector jefe: 32.408 euros al año y 2.700 al mes.
  5.  Comisario: 36.859 euros al año y 3.071 al mes.
  6.  Comisario principal: 28.263 euros al año y 3.188 al mes.

De todos modos, estos datos son orientativos por todas las variables que existen, pero sirven para hacerse una idea.

6. Posibilidad de progresar en la carrera profesional

Las oportunidades de promoción dentro del Cuerpo Nacional de Policía son muy interesantes. Lo normal es comenzar por la Escala Básica, primero como Policía y después como Oficial de Policía. En los años siguientes y a través de las convocatorias de concurso-oposición para promoción interna, podrás ir progresando y alcanzar las plazas de las que hablábamos en el punto 5. Con más ventajas y mejores salarios. ¡Ah! Y también podrás subir en el escalafón mediante lo que se conoce como «antigüedad selectiva».

7. Vacaciones «de primera»

Como policía nacional tendrás derecho a 22 días hábiles de vacaciones, a los que hay que sumar los puentes, festivos y días de asuntos propios. Estos últimos empiezan siendo 7 días, pero con el tiempo llegarán hasta 14 días. Lo mismo sucede con las vacaciones: los 22 días iniciales se transformarán en 28 días, a medida que vayas acumulando antigüedad.

8. Te entrenarás en las últimas técnicas policiales

Trabajar como policía en el siglo XXI no tiene nada que ver con hacerlo allá por los años 70 u 80. La tecnología y las técnicas policiales han avanzado a la velocidad de la luz. Como profesional, te formarás en estas prácticas y descubrirás procedimientos fascinantes para trabajar en equipo. Si lo tuyo es la investigación, la deducción y la colaboración, ¡disfrutarás como nunca!

9. Vivirás experiencias únicas

Es lógico que los policía sean protagonistas de tanta literatura, cine y televisión. Aunque es cierto que existen muchas plazas con trabajo «de oficina», la gran mayoría de los profesionales patrullan las calles y realizan su trabajo sobre el terreno. A medida que vayas promocionando, podrás elegir destinos y funciones que se ajusten a tu vocación.

10. Harás amigos para toda la vida

Los trabajos que tienen que ver con la defensa de la sociedad y de los ciudadanos crean lazos indisolubles. Como parte de equipos o parejas conocerás a muchísima gente, y seguro que gran parte de ellos se convertirán en parte de tu vida. Ya desde la Escuela de Policía, empezarás a entablar relaciones con otros aspirantes como tú. Y seguro que nunca les olvidarás.


http://www.aulatraintop.com

En Aula Traintop, llevamos + de 20 años consiguiendo que las vocaciones se hagan realidad, y a través de nuestra plataforma online www.traintop.es, hemos conseguido cumplir los sueños de muchos alumnos que por cuestiones de distancia física, no pueden venir a nuestro centro. Prueba nuestra DEMO, habla con nosotros, y entenderás porqué somos diferentes.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.