Estás buscando trabajo, has enviado cientos de curriculum, y el teléfono no suena, nadie te selecciona para hacer una entrevista, y tú te desesperas porqué no entiendes que pasa…. Hoy vamos a tratar de desvelar las dos claves fundamentales para ser elegido, en primer lugar tu CV, y en segundo la entrevista personal.

Hablemos del currículo, un seleccionador recibe cientos de ellos, la mayoría a través de mail, se clasifican según el puesto ofertado, y se ojean….porque no tiene tiempo de leer detenidamente cada uno de ellos. Un seleccionador, sigue las pautas que le da el empresario, qué es lo que buscas?… y a partir de ahí empezamos a trabajar. El empresario, en contra de lo que pueda parecer muchas veces, no busca el CV perfecto, aquel que tiene más experiencia o formación, se busca un perfil concreto, empezando por su domicilio. Para la mayoría de las empresas que buscan a alguien con intención de permanencia es muy importante trabajar en un radio cercano al sitio de trabajo. Así que es importante cuando elegimos enviar un CV, que aparezca una dirección cercana a la empresa para la que ofrecemos nuestros servicios.

Otro aspecto a tener en cuenta es la imagen del CV, sino estamos actualizados, estamos fuera. No podemos no saber hacer un CV, porque éste tiene que destacar sobre los demás, o como mínimo no destacar por anticuado, o poco visual. Como hemos dicho, la mayoría de los curriculum se reciben a través de mail, y han de ser visuales, han de tener color, tiene que aparecer nuestra foto, es nuestra carta de presentación, y tenemos que darlo todo. Si no sabes hacerlo, haz un curso, sin ese primer paso, estás fuera. Si siempre envías el mismo currículo, míralo detenidamente, y piensa que puedes cambiar, cómo puedes mejorarlo. De nada sirve tener mucha formación específica de nuestra rama, sino sabemos manejar un ordenador, hoy día esa es la clave, de cualquier empleo, todo se sustenta en la ofimática, y en nuestra habilidad para saber manejar programas y adaptarnos. Si no sabes informática, aprende, es algo que ya se da por hecho.

Y un último detalle para ese currículo, se tiene que ver LA ACTITUD, de la persona a través de él. ¿Cómo? Tiene que ser un CV dinámico, que está en continuo movimiento, tiene que apreciarse que el candidato está haciendo algo, mientras le sale el trabajo que busca. No podemos tener períodos en blanco, hay que hacer cursos, asistir a jornadas, o colaborar con una ONG, pero hay que moverse. Una persona dinámica trasmite ilusión al seleccionador, interés por conocerle, y llamarle al siguiente paso: LA ENTREVISTA.

Y si hemos conseguido que nos llamen, y que nos citen para una entrevista… ¿vamos a improvisar? NO. La entrevista de selección se prepara y se hace con un profesional que sepa orientarnos, y si es seleccionador de personal habitual, mejor aún. No podemos dejar al azar del momento, la llave de nuestro futuro. Por una sesión de una hora, los profesionales, suelen cobrar entre 30 y 40 €, si consigues el puesto de trabajo, habrá merecido la pena ese gasto, además sirve para todas las entrevistas que podamos tener. Pero si aún así, decides arriesgarte e ir por tu cuenta, debes saber que la puntualidad es la primera de las claves. Tú imagen es importante, intenta ir con colores neutros que no llamen mucho la atención, cómodo pero elegante. Si tienes la oportunidad de saber para qué empresa es el puesto, intenta informarte antes sobre ella, toda información te puede venir bien, y además demostrarás el interés en la misma. Pero sobre todo y en lo que coinciden todos los seleccionadores es en transmitir tu ACTITUD por aprender, por saber, por trabajar…

LA ACTITUD es la clave para ser elegido. Una persona que sólo se interesa por sus condiciones, dígase horario, sueldo y vacaciones…. y no hace una sola pregunta sobre el trabajo que va a tener que desarrollar, no es elegida. Un candidato que llega tarde, mira el reloj continuamente como si tuviese prisa, no es elegido. Un aspirante al puesto que llega a la entrevista sin un CV impreso, sin saber a qué puesto viene, y sin organización, no es elegido.Una persona que duda, cuando le preguntas sobre su capacidad de aprendizaje, o que niega querer seguir formándose, no es elegido.

Es elegida la persona que llega a su hora, con una imagen correcta, con una entrevista preparada, en la que rebate muy bien sus puntos débiles, y sobre todo deja claro, su capacidad de aprender, adaptarse, y demostrar su valía, y después hablaremos del resto. Esa es la clave para ser elegido. Si eres de estos últimos, tranquilo, te van a llamar.

Así que lo primero es comenzar con una AUTOCRÍTICA, a nuestro CV, vamos a mejorarlo tanto visiblemente como en contenidos, vamos a rellenar esos huecos, vamos a ACTIVARNOS. Y después seguiremos los pasos descritos, hasta dar con nuestro trabajo, con constancia, y sobre todo con ACTITUD.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *