¿Cómo funcionan las Oficinas de Información al Consumidor?

OMIC

Una OMIC (abreviatura de Oficinas Municipales de Información al Consumidor) es un organismo de consumo dependiente de cada Ayuntamientos para la defensa e información de los consumidores.

Las funciones principales de una OMIC, que son gratuitas, son la información, orientación y ayuda a los consumidores y usuarios en materia de Consumo en el ámbito local. Y, por otra lado, resolver por la vía amistosa y de forma voluntaria los conflictos que puedan surgir entre los empresarios y consumidores de su término (mediación de consumo).

Cuál es su objeto

En este lugar los consumidores pueden obtener información y orientación sobre cualquier duda que tengan a la hora de sus derechos como tales, ya sea al contratar servicios, ya sea la realizar comprar en comercios físicos y online. Esta es una de sus misiones, pero también se ofrece como mediador en los conflictos que surgen entre los usuarios y las empresas. La intención es llegar a una solución amistosa que impida llegar a un juicio, algo que puede resultar más largo y costoso a ambas partes.

Al mismo tiempo tiene una labor educadora y formadora para que las personas sepan a qué atenerse al realizar sus adquisiciones.

En el caso de las reclamaciones se encarga de su recepción y tramitación, con el objeto de mediar. El interesado las puede presentar directamente, pero también una asociación de consumidores o puede llegar de otras oficinas de información al consumidor.

Cómo reclamar  

Cualquier persona que haya tenido un conflicto y se crea en el derecho de reclamar puede acudir a estas oficinas. Se incluyen las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial o profesional; así como personas jurídicas o entidades sin entidad jurídica pero que no tengan ánimo de lucro y cuya actividad no tenga fines comerciales y empresariales.

La reclamación se ha de presentar de forma detallada. En un texto correctamente redactado se ha de explicar todo lo acaecido y con el mayor número de datos posible, para que a la hora de gestionarla no haya malentendidos. Se tienen que indicar los datos personales, con el nombre completo y los apellidos, así como la dirección física, el número de teléfono fijo y el móvil, el correo electrónico y el número de fax, si se dispone de él.

El objetivo y la causa de la reclamación han de aparecer indicados también, al mismo tiempo que contra quién se dirige. Así pues los datos de la empresa, el nombre comercial, su razón social, domicilio y teléfono, se han de ajuntar del mismo modo.

Después se han de incorporar todas las “pruebas” que validen lo que estamos reclamando. Aquí se incluyen las facturas, los tickets, los billetes, los recibos, los contratos o los anuncios publicitarios. Todo aquello que aporte información y claridad respecto a lo que estamos solicitando. Esto facilitará la labor de los mediadores y hará más fácil el proceso.

Los temas que trata

Debes tener en cuenta los temas que se pueden tratar en estas oficinas. Por un lado, se aborda todo lo que tiene que ver con la compra de productos: alimentos, automóviles, textil, calzado, vivienda, electrodomésticos, electrónica, juguetes, electrodomésticos, joyería, mobiliario, material fotográfico, comercio electrónico, etcétera.

También servicios, entre los que se encuentran, seguros, agencias de viajes, servicios financieros, reparación de automóviles o electrodomésticos, transporte, mudanzas, tintorerías, peluquería y estética, entre otros. Y, por último, los suministros, es decir, telefonía, gas, luz, agua

Consultas y otros servicios

Las consultas se pueden hacer por teléfono, donde en un primer momento nos pueden indicar qué pasos debemos dar para realizar la reclamación. En el caso de que deseemos acudir físicamente, normalmente deberemos pedir una cita, que podrá solicitarse por teléfono o por internet, dependerá de dónde residamos. En este último caso será necesario disponer de un certificado digital. Es posible acudir a alguna Oficina de Atención al Ciudadano y gestionarlo de esta manera. De igual modo, si queremos obtener información sobre algo en concreto además de usar todos estos medios podemos utilizar el correo postal.

En estos organismos se tratan a veces otros asuntos como por ejemplo información relativa a las “cláusulas suelo” y cómo reclamar los gastos creados en la constitución de los créditos hipotecarios. Además, establecen alianzas y colaboraciones con otras entidades públicas o privadas, con la intención siempre de proteger a los consumidores. Y si finalmente no se consigue un acuerdo mediador en un conflicto, remiten el asunto a la Junta Arbitral de Consumo.

Su principal finalidad es, por tanto, proteger los derechos de los usuarios y consumidores. Si en el lugar donde resides no existe esta oficina específicamente, debes preguntar a tu ayuntamiento de qué modo puedes llegar a ella o a través de qué medio puedes tramitar una reclamación con el objeto de encontrar una solución amistosa.

Curiosidades

Alguna normativa autonómica de consumo (p.ej. la de Navarra) prevé que además de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor de titularidad pública pueda haber “las que dependan de una asociación de consumidores”. Es decir, que donde hay pocos recursos públicos, se prevé que el servicio de OMIC sea prestado bajo régimen de concesión administrativa, por una asociación de consumidores local.

En la normativa Valenciana se exige que las OMIC acreditadas se inscriban en un registro público dependiente de la Conselleria con competencia en materia de consumo en esa Comunidad. Además, las Oficinas de información al consumidor no pueden realizar ningún tipo de publicidad de productos o servicios.

Queda prohibida cualquier forma de publicidad no institucional en las dependencias de las oficinas municipales de información al consumidor, así como en los demás espacios públicos que sean paso obligado para acceder a dichas dependencias.

Y recuerda que las OMIC no atienden consultas de particulares que tienen un problema con otro particular.

Listado de OMICs en España

El Instituto Nacional del Consumo (INC) dispone en su página web de un listado de Oficinas Municipales de Información al Consumidor donde puedes localizar la más próxima a tu domicilio.

  • OMIC de Barcelona
  • OMIC de Bilbao
  • OMIC de Madrid
  • OMIC de Valencia

Quizás te interese: «Los mejores Streamers del momento [España – 2022]«

¿Cómo hacer un buen Currículum?

curriculum

El currículum es la relación de datos biográficos, académicos, laborales y personales que se aporta al optar a un trabajo. Es un documento, digital o físico, a partir del cual los responsables de los procesos de selección elegirán a los candidatos a un puesto.

Tiene como fin mostrar un resumen de nuestra carrera profesional y académica. Y debe hacerlo dibujando un perfil suficientemente atractivo y concreto en la mente de los responsables del proceso de contratación. Al fin y al cabo se desea programar una entrevista personal. Por tanto, será la primera impresión que tendrán de nosotros y es muy importante cuidar su realización.

10 claves que te ayudarán a crear un Currículum Vitae exitoso:

Trabaja en relación con las recomendaciones que damos. Cuando ya esté listo, podrás realizar cualquier mejora o cambiar datos de acuerdo con la oferta de trabajo del momento.

1. Diseño o plantillas de CV

Olvídate de los CV aburridos. Hoy en día existen un enorme grupo de plantillas de currículums que puedes utilizar. Eso sí, no abuses de diseños que se salen de lo común porque podría ocasionar un efecto contrario a lo deseado.

Céntrate en diseños que a nivel visual, resulten atractivos. En una misma línea, si egresaste de la carrera en Diseño Gráfico.

Aunado a ello, si planeas usar otra fuente tipográfica, evita aquellas que parecen “jeroglíficos” o están amontonadas. ¿Por qué no te animas a crear algo único y sobresaliente? ¡Es una buena idea!

2. CV en LinkedIn

La tecnología sin lugar a dudas está de nuestro lado. En ese sentido, tener un CV online se ha hecho bastante práctico y una manera más interesante de llenar nuestra hoja de vida.

LinkedIn es una perfecta opción para completar al 100% todos nuestros datos y experiencias. Procura crear tu cuenta ahora (si es que todavía no la tienes) y trata de llenar todos los campos.

3. Idioma

El idioma es algo que no debe pasar desapercibido. Cuando vayas a hacer un CV, recuerda a quién va encaminado. Es decir… si buscas trabajar en el extranjero, es lógico que debes pensar en hacer un currículum en el idioma que corresponda. Dependiendo de tu situación tendrás que adaptar el CV.

4. Datos personales

Mucho cuidado al llegar a este punto. Es cierto que hay ejemplos de currículums muy profesionales pero, ignoran por completo el cuidado de sus datos personales.

Haberse equivocado en el teléfono de contacto o colocar un correo electrónico con falta de símbolos es lo peor que puede pasarte. Procura revisar bien tus datos, asegúrate de leer 3 veces todo el contenido del CV, en especial tu nombre completo, teléfonos y correos de contacto.

5. Fotografía

Cuida la imagen que le vayas a mostrar a la empresa. Lo tradicional es usar una foto tipo carné con fondo blanco, pero no hay que atarse a ello todo el tiempo.

Por ejemplo, si apuntas a empresas de marketing digital o comunicaciones, una foto menos seria en donde se perciba un semblante agradable es mucho mejor.

Como puedes ver, dependerá de la situación en la que estés. ¡Considéralo en 2021 si todavía no lo has hecho!

6. Título descriptivo

Sin importar el tipo de CV que vayas a hacer, recuerda siempre incluir un título que describa o defina como profesional. Es básicamente incluir el sector profesional que más dominas, por ejemplo… “Experto en Marketing Digital y RRSS”.

Aunque no lo creas, este tipo de detalles logra llamar mucho la atención y eso es precisamente lo que queremos hacer.

7. Sin rellenos

No hay que incluir más información de lo que se necesita en realidad. Ten presente que el empleador tendrá a manos muchos currículums y hay que hacérselo más fácil. El CV no es un libro, intenta ser lo más preciso en pocas líneas. En resumen, cuidado con la información irrelevante.

8. Ortografía

No está de más revisar en varias oportunidades el currículum y velar por una correcta ortografía. Si tienes complicaciones, puedes usar un editor de palabras como Word para corroborar posibles errores. Evita llevarte una mala primera impresión en 2021 con este tipo de cosas.

9. Habilidades

Este último punto es de los más vitales para tener un currículum exitoso en 2021.

Más allá de tu formación o experiencia laboral, los empleadores se fijarán más en las aptitudes y actitudes que tienes. Reserva un buen espacio de tu CV en donde puedas incluir tus habilidades más importantes.

10. Sinceridad

Por muy tentador que sea en algunos casos, lo mejor es mantener la información real sobre tus aptitudes. ¡No mientas! Recuerda que la información será validada por la persona encargada en seleccionar al personal de trabajo.

Tarde o temprano, la verdad saldrá a relucir. Evita los malos ratos ya que si te atrapan, el único que saldrá perjudicado eres tú.

Y una vez que nuestro CV ha sido seleccionado, llega el siguiente paso, la entrevista personal, que no puedes dejar al azar. Quieres recibir nuestra información de como preparar la entrevista?? déjanos tus datos y te la pasamos.

    Cómo tener éxito en una entrevista de trabajo

    entrevista-trabajo

    Cuando tenemos poca experiencia y debemos enfrentarnos a nuestra primera entrevista de trabajo nos encontraremos generalmente con nervios, miedo… pero también entusiasmo y felicidad, ya que el trabajar nos brinda la oportunidad de poner en práctica todos los conocimientos que hemos adquirido.

    Para encontrar un buen trabajo, acorde al perfil profesional que buscas, es importante prestar atención a las habilidades propias y conocimientos y hacer una autoevaluación sobre ellas, para luego poder buscar las ofertas de empleo que las contengan.

    Pero, ¿Cómo hacer una entrevista de trabajo con éxito? Una vez que des con el empleo indicado y tengas una entrevista para obtener un puesto, es vital dar una buena impresión a los reclutadores para destacar sobre los demás candidatos. Los procesos de selección no son nada fáciles para los profesionales, quienes deben demostrar que tienen las cualidades y exigencias para asumir el cargo. Pero por fortuna hay algunas claves para superar esta instancia de manera exitosa, y conseguir el trabajo deseado.

    1. Prepárate con anticipación

    Antes de tener tu entrevista de trabajo deberás obtener información del puesto y de la empresa que contrata. Investiga sobre ella, pregunta con tus contactos profesionales, consulta en Internet y averigua todo lo que puedas antes de ser entrevistado.

    Conocer la empresa y el cargo puede contribuir con tu experiencia de crecimiento y dará a los reclutadores una buena impresión, debido a que muestras interés.

    El conocimiento es poder, y cuanto más conozcas sobre la empresa más herramientas tendrás a tu disposición para poder tener una excelente entrevista, respondiendo a todas las preguntas en una entrevista de trabajo y dando la información adecuada sobre tu perfil.

    2. Llega temprano a la entrevista

    Un punto vital sobre cómo hacer una entrevista exitosa es la puntualidad: llega en hora para generar una imagen profesional. Lo recomendable es llegar al menos unos diez o quince minutos antes, pero no mucho más porque si llegas demasiado temprano también puede caer mal a tus reclutadores.

    Investiga muy bien en dónde será tu entrevista y sal con suficiente anticipación ya que no sabes los imprevistos que se te puedan atravesar en el camino.

    3. Conoce a la empresa. 

    Busca información sobre la empresa y sobre sus intereses y motivaciones principales, y tendrás una gran ventaja sobre los que no sepan qué es lo que la mueve. De este modo sabrás cuáles son los puntos fuertes que debes destacar, y cuáles de tus ideales debes mencionar para ajustarte lo máximo posible a la mentalidad de la compañía.

    4. Ten en cuenta el atuendo. 

    Debes tener muy claro que en una entrevista de trabajo serás puesto a prueba en muchos aspectos, y la vestimenta y el aspecto físico en general, serán sin duda uno de ellos. Usa colores poco llamativos, un peinado sobrio y prendas clásicas. Que todo lo que vean en ti los entrevistadores apunte en la misma dirección de seriedad y profesionalidad.

    4. Muestra entusiasmo

    Piensa que la persona que te entrevista debe sentir que te interesa y te estimula el trabajo, así que muestra una actitud positiva y motivada a lo largo de toda la entrevista. Responde cada pregunta con honestidad y educación y escucha la oferta con entusiasmo.

    5. Prepara las preguntas difíciles de contestar

    Los reclutadores buscan personas de confianza con las cuales se pueda trabajar, por lo que si detectan un mentiroso, este será descartado rápidamente. Responde cada pregunta con honestidad. En caso de que debas hablar de experiencias negativas, di la verdad pero haz hincapié en el aprendizaje que pudiste extraer de ellas. Esta es otra de las claves sobre cómo hacer una entrevista y salir impresionando al reclutador.

    6. Mantén un diálogo y pregunta lo oportuno

    Ten presente que una entrevista de trabajo es una instancia en la que dos personas intercambian información, así que:

    • aprende a escuchar las preguntas del entrevistador
    • sé preciso en las respuestas
    • recuerda hacer foco en tus fortalezas
    • no olvides realizar preguntas interesantes sobre el cargo

    Las entrevistas de trabajo no solo son útiles para las empresas, que utilizan esta técnica para encontrar al profesional ideal. Los candidatos también pueden sacar partido de ella preguntando a su reclutador sobre todo aquello que crean de utilidad.

    7. Cuida tu lenguaje corporal

    El lenguaje corporal habla por nosotros y puede decir mucho más de lo que decimos con palabras. Por tanto, hay que cuidarlo para no dar una mala imagen al reclutador:

    • es vital adoptar una postura erguida
    • evitar movimientos nerviosos con las manos y los pies
    • sonreír a los reclutadores, pero sin excederse

    8. Utiliza correctamente el lenguaje

    El lenguaje debe ser formal, pero no tanto como para marcar una distancia muy grande con el entrevistador. Es esencial evitar términos coloquiales y descorteses, ya que éstos pueden dañar la propia imagen profesional. Habla de forma fluida, sin titubear o hacer pausas que generen la sensación de que necesitas pensar un poco tu discurso.

    9. Agradece la oportunidad 

    Sin importar cómo te vaya en la entrevista, siempre es importante agradecer la oportunidad de ser entrevistado, de manera de generar una buena relación con los reclutadores y dar una buena impresión. Si no te eligen esta vez, pueden tenerte en cuenta para una próxima ocasión.

    10. Realiza un seguimiento

    El seguimiento después de haber tenido una entrevista de trabajo es una tarea que el profesional no puede pasar por alto. Esta práctica permite mantenerse al tanto sobre el proceso de selección y demuestra a los reclutadores que el profesional está interesando tanto en el puesto, como en la empresa.

    Pregunta al reclutado cuándo habrá novedades, repasa lo sucedido en la entrevista y envía un mail de agradecimiento.

    Ahora que sabes cómo hacer una entrevista de trabajo seguro que estás más cerca de conseguir el empleo de tus sueños. En conclusión, prepárate bien la entrevista, infórmate sobre la política de la empresa y realiza un seguimiento sobre el proceso de selección. ¡Suerte!

    En Traintop, preparamos cuidadosamente la entrevista para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Nuestros resultados en entrevistas son del 95%, así que si estás en proceso para conseguir tu plaza, no dudes en pasarte o llamarnos e informarte. También podemos ayudarte a hacer un Curriculum o preparar una entrevista para la empresa privada. + de 20 años nos avalan. 950 061 407

    Como hacer publicidad en redes sociales de tu empresa

    Si tenemos un negocio no nos podemos quedar solo en la publicidad tradicional para lograr el impulso necesario para desarrollarnos en el mercado. Necesitamos de más oportunidades para conseguir el posicionamiento adecuado para nuestro negocio, y estas oportunidades nos las brindan las redes sociales. Las plataformas virtuales son un medio rápido, sencillo y barato de acercar a más personas a nuestro negocio.

    Ahora bien, si ya sabemos que las redes sociales constituyen una herramienta fundamental para el impulso de nuestro negocio lo que nos falta es saber cómo usarlas provechosamente. Lo más cercano a las redes sociales que conocíamos era establecer relaciones con nuestros clientes a través del clásico correo electrónico, y podíamos esperar días para una posible respuesta.  Sin embargo, hoy por hoy con el uso de los perfiles en redes sociales, podemos contactar con nuestros clientes, conocer un poco más sobre su información, saber quiénes son sus contactos y demás información relevante para establecer conexiones con ellos.  Comienza a utilizar las redes sociales para el beneficio de tu negocio…

    Elige las plataformas correctas

    No existe ningún tipo de plataforma social que carezca de espacio para compartir contenido, pues cada día éstas crecen más y más. Esto hace que compartir tu contenido en las plataformas correctas sea crucial para triunfar.

    Una vez que determines qué canales usar, deberías considerar tus clientes y tu negocio. Es importante que crees cuentas en plataformas que tu público objetivo utilice, pues es más fácil que se conecten contigo de éste modo.

    Invierte un poco de tiempo en investigar cuáles son las plataformas que tu público más utiliza, y úsalas también.

    Crea un calendario

    Si intentas crear publicaciones al último minuto, lo más probable es que generes contenido de baja calidad. La falta de organización puede generar publicaciones repetidas o similares, o incluso hacer que te ausentes por unos días, sin darte cuenta, de los canales.

    Para crear un calendario de contenido, usa un calendario normal para cada red social, y planifica tus publicaciones con tiempo. Incluye buenos hashtags, enlaces a tu página web, imágenes y otro tipo de contenido que pueda captar la atención rápidamente.

    Promueve el compromiso

    Las redes sociales deberían ser sociales (obviamente), y esto no solo se aplica para aquellos que usan este medio por diversión, pues los negocios también necesitan ser interactivos. Debes aprovechar esta capacidad social si quieres promover la interacción.

    Publica contenido que las personas quieran leer, formula preguntas, haz repost comenta en las publicaciones de otros usuarios. Si investigas bien a tu audiencia, descubrirás mejor qué es lo que les puede gustar.

    No te promociones demasiado

    Un error que los negocios cometen a menudo es usar las redes sociales como un canal de publicidad constante. No debes decir lo bueno que es tu negocio en cada publicación, sino publicar contenido que las personas realmente lean y disfruten.

    Claro, está bien que te promociones de vez en cuando también. Algunos marketers usan la siguiente estrategia: por un post de publicidad, otros siete deberían ser de mero contenido. Estos pueden ser artículos, comentarios de eventos o preguntas.

    No tienes que evitar por completo hablar sobre tu marca, solo ten cuidado de no promocionarla mucho.

    Comparte vídeos

    El contenido visual funciona increíblemente bien en las plataformas sociales. Los vídeos, en específico, son ideales para captar la atención de las personas, así como también compartir la personalidad y la pasión de tu marca.

    Este tipo de contenido visual se destaca a medida de que las personas se mueven por sus feeds, por lo que es más probable que lo vean e interactúen con él. Además, te permite comunicar más que en una publicación convencional. ¡Crea vídeos interesantes para captar mejor la atención de todos!

    Construye una comunidad

    En vez de tratar de ganar cada vez más seguidores, enfócate en encontrar personas que sean leales y comprometidas ya que son estas las que comentarán, darán like y repost a tu contenido, y además se convertirán en tus clientes.

    Cuando construyes una comunidad alrededor de tu marca, las personas dentro de ella interactuarán entre sí y contribuirán a promocionar el contenido. Incluso podrías tratar de comunicarte con usuarios de redes sociales con gran influencia y pedirles que te mencionen en algunas de sus publicaciones.

    Crea valor

    Tal vez lo mejor que puedas hacer en las redes sociales es proporcionar valor a los seguidores de tu marca. Crea algo que tu audiencia encuentre útil. Puede ser algo que les diga algo que ellos no conocían antes. Hazlos reír, bríndales entretenimiento o algo más que les beneficie de alguna manera.


    Tipos de anuncios en redes sociales:

    • Publicidad en Facebook
      • Anuncios con fotos
      • Anuncios con video
      • Anuncios con historias
      • Anuncios por secuencia
      • Anuncio con presentación
      • Anuncios de colección
      • Anuncios de Messenger
      • Anuncios reproducibles
    • Anuncios de Instagram
      • Anuncios con fotos y video
      • Anuncios por secuencia
      • Anuncios de colección
      • Anuncios en la sección “Explorar”
      • Anuncios de Historias de Instagram
      • Anuncios en IGTV
    • Anuncios en Twitter
      • Twitter Promote
      • Campañas publicitarias de Twitter
    • Anuncios de LinkedIn
      • Contenido patrocinado
    • Anuncios de Correo electrónico
      • Mensajes patrocinados de InMail
      • Newsletter
    • Dynamic ads
    • Anuncios de Pinterest
      • Botón de promoción
    • Anuncios de YouTube
      • Anuncios in-stream saltables de YouTube
      • Anuncios no saltables de YouTube
      • Anuncios video discovery
      • Anuncios bumper
      • Anuncios outstream
      • Anuncios masthead
    • Anuncios de TikTok

    Costos de publicidad en redes sociales

    Existe una solución de publicidad en las redes sociales para cada presupuesto, desde unos pesos al día hasta campañas de millones de pesos.

    Los anuncios en la mayoría de las redes sociales se venden en un formato de subasta. Establece una oferta máxima para un resultado objetivo (como un clic) o un presupuesto máximo por día. No hay una cantidad fija a pagar. A medida que creas tu anuncio, la interfaz del administrador de anuncios te proporcionará una oferta recomendada según tus objetivos establecidos.

    Generalmente, pagarás utilizando uno de estos métodos, según el objetivo de tu campaña:

    • Costo por clic (CPC)
    • Costo por 1000 impresiones (CPM)
    • Costo por conversión
    • Costo por visualización de video

    Varios factores influyen en la cantidad que pagarás por un anuncio en las redes sociales. más allá de la oferta que tus competidores están haciendo. Estos factores incluyen:

    • La calidad de tu anuncio
    • El objetivo de tu campaña
    • El tipo de audiencia al que te diriges
    • El país objetivo
    • Tiempo del año e incluso el momento del día
    • Colocación dentro de la red

    Por ejemplo, una investigación realizada por AdEspresso muestra que el CPC promedio de Facebook es de $0.40 dólares los domingos, pero casi $0.50 dólares los martes y jueves.

    Este aspecto de las redes sociales es lo que atrae las personas correctas a tu negocio, que quieran seguirte y te ayuden a difundir tu contenido. ¡Domina esto y estarás más cerca de tener éxito en tu campaña de redes sociales!